Balamtún 77727, Playa del Carmen, Mexico

Familia ecoamigable: Como contribuir con el ambiente desde casa

16 Jun

By: Consul

blog-cam

Comments: No hay comentarios.

Como padres o cabezas de familia, tenemos la obligación de crear en los hijos e incluso en las personas que trabajan en nuestro hogar,  una consciencia ecológica que contribuya con el medioambiente a través de sencillas pero eficaces prácticas, con la finalidad de que nuestra huella en el ambiente como familia sea lo menos profunda  posible, y si además difundimos dichas prácticas para que nuestros amigos y vecinos se sumen a esta actitud ecoamigable,  entonces estaremos contribuyendo aun más con el planeta. A continuación, cinco sencillas prácticas que podrán iniciar hoy mismo en familia:

1.- Educar y crear consciencia ecológica

Lo primero que debemos hacer para que la familia nos siga en la práctica de la familia ecoamigable y para lograr tener continuidad en el tiempo, es informar a todos sus miembros acerca del alcance y beneficios de dicha práctica. Luego, y para que logre tener efecto permanente, se pueden establecer  mecanismos que estimulen a los miembros a incorporarse y mantenerse hasta que se haga de manera natural y como parte de nuestro estilo de vida, logrando así ser una familia ecoamigable como parte de nuestro propio ADN.

2.- Reducir y reutilizar

La práctica de reducir y reutilizar en nuestra vida diaria contribuye notablemente en el medio ambiente, un ejemplo de reducción, es el consumo de agua, por ser un recurso no renovable que debemos cuidar muy bien. Otro ejemplo de reducción es la basura, podemos hacer compost con los desechos orgánicos de origen vegetal y utilizarlos en nuestras plantas como abono.

En cuanto al reciclaje, que también va unido al tema de la reducción, tenemos como ejemplo la enorme cantidad de bolsas plásticas que terminan contaminando mares y ríos, y finalmente un grave daño a la fauna marina, utiliza ropa vieja que ya no uses y que puede estar dañada y elabora bolsas de tela para llevarlas al supermercado para llevar tus compras.

3.- Consumir productos locales y consumir menos carne

Al consumir productos locales, no solamente estaremos contribuyendo con la economía local, sino que además estaremos contribuyendo con la disminución de gases de efecto invernadero, ya que dichos productos no tendrán que recorrer grandes distancias para llegar a los centros de consumo.

Por su parte, disminuir el consumo de carne, también contribuye en la disminución de gases CO2 proveniente del mismo ganado, además de su transporte hacia los grandes centros de consumo.

4.- Caminar y pedalear

Una de las prácticas ecoamigables más saludable que puede existir, es sin duda caminar o montar bicicleta. Muchas de las salidas que realizamos a diario para hacer todas nuestras diligencias, corresponden a destinos que están muchas veces a menos de un kilómetro de nuestras casas, las cuales pudiésemos hacer sin necesidad de utilizar el vehículo y además estaremos haciéndonos un inmenso favor en pro de nuestra salud cardiovascular.

5.- No te hagas esclavo de la moda

Aunque esto suene trivial, las tendencias de la moda según la temporada o el año, nos inducen a caer en la tentación de renovar nuestro vestuario para estar a la moda sin pensar en el daño que le estamos haciendo al medioambiente con nuestras acciones. No  tiremos a la basura ropa que puede ser reutilizada; si está en buen estado otra persona la puede seguir disfrutando, conservemos aquella ropa o calzado que por su diseño siempre está acorde con la moda del momento por su diseño clásico y compremos artículos que mantengan sistemas de producción amigables con el medioambiente.

Estas sencillas prácticas y otras muchas más, harán que tu familia aporte su granito de arena para hacer de nuestro planeta un mundo mejor para la existencia saludable de la raza humana.