Balamtún 77727, Playa del Carmen, Mexico

Fuentes de energía limpias: Una solución medioambiental

07 Jul

By: Consul

blog-cam

Comments: No hay comentarios.

¿Te has preguntado alguna vez cuando realizas la sencilla acción de encender una simple lámpara, que tipo de energía utiliza esa lámpara? Pues bien, en la mayoría de los casos esa energía proviene de plantas termoeléctricas que queman gran cantidad de combustibles fósiles y que contribuyen al calentamiento global por su emisión de gases de efecto invernadero, pero además, la obtención de dicho combustible a cargo de la industria petrolera, también genera problemas de carácter medioambiental. A continuación, hablaremos de algunas de las fuentes de energía alternativas, que resultan más amigables con el medioambiente y que debemos procurar que su uso reemplace lo más pronto posible a la energía termoeléctrica en beneficio del planeta y de las futuras generaciones.

 

1.- Energía Hidráulica:

Esta energía, es probablemente la más antigua y en la actualidad la más utilizada después de la energía termoeléctrica, y debe su fuente a la utilización de las corrientes de agua que corren en los ríos y que generalmente es almacenada en represas para lograr mayor caudal y altura. Estas corrientes de agua pasan a través de grandes turbinas que generan electricidad gracias a su rotación. Si  bien es cierto que la producción de esta fuente de energía es barata en cuanto a su producción, no lo es su infraestructura que requiere de grandes inversiones financieras. Y, aunque pareciera inagotable su fuente de energía, depende mucho de factores climáticos y de una gerencia de recursos hidráulicos muy eficiente.

 

2.- Energía Solar:

Como su nombre lo indica, la energía solar tiene su principal proveedor en el sol que sale cada mañana y para todos. Ese calorcito que sentimos en nuestro cuerpo cuando nos exponemos ante él en una playa en pleno verano y así adquirir un atractivo bronceado,  proviene de una energía que puede ser captada y almacenada para luego utilizarla en nuestras casas, oficinas y hasta en condominios, a través de unas celdas fotoeléctricas. Esta fuente de energía permanente e inagotable, no requiere mayor infraestructura y puede ir desde lo más pequeño hasta instalaciones de gran tamaño y su instalación es relativamente barata.

 

3.- Energía Eólica:

La Energía eólica, tiene su fuente en la fuerza del viento que gracias a las variaciones de presión y temperatura corren de manera constante en nuestro planeta, y que gracias a ellos pueden mover unas hélices y a su vez poderosas turbinas que convierten ese movimiento en energía eléctrica. Esta fuente de energía requiere de gran infraestructura física que se denominan bosques eólicos, que deben ser instalados en zonas donde los vientos son mayores y constantes, además en zonas foráneas ya que si bien es cierto la energía que producen es limpia y renovable, su producción suele ser ruidosa por el movimiento de las hélices. Con un poco de ingenio y algunas piezas de reciclaje, seguramente podrás construir un pequeño generador eólico que le pueda dar electricidad a la computadora que estás usando para leer este artículo.

 

4.- Energía Oceánica:

Esta energía es quizás la más eficiente y diversa, ya que utiliza el inmenso caudal de energía que provee el oceáno de tres maneras diferentes que comprenden la variación térmica (maremotécnica), el movimiento de las olas (undimotríz) y el movimiento de las mareas (maremotríz). Estas diferentes fuentes de energía, convierten al océano en el principal proveedor de energía del planeta y gracias a su omnipresencia, puede ser aprovechada por la inmensa mayoría de los países por tener casi todos acceso directo a las aguas del mar, además de ser totalmente limpia y amigable con el medioambiente.

 

Así que, la próxima vez que enciendas una lámpara en tu casa, pregúntate de donde proviene y qué tipo de energía utilizas para alumbrar tu vivienda u oficina y aunque utilices energía limpia  y renovable, recuerda hacer un uso consciente de la misma en beneficio del planeta.