Balamtún 77727, Playa del Carmen, Mexico

La agricultura hidropónica y su impacto al ambiente

21 Abr

By: Consul

blog-cam

Comments: No hay comentarios.

La agricultura hidropónica básicamente consiste en un método de producción que utiliza soluciones minerales disueltas en agua y que circulan a través de un sistema cerrado, permitiendo a la planta tomar del agua sus requerimientos nutricionales de una forma mucho más eficiente y sin estrés para ella, ya que todo lo que requiere lo tiene al alcance de sus raíces. Si bien es cierto que no se puede llegar a decir que es un método de agricultura orgánica en el estricto sentido, si podemos a su favor, afirmar que resulta un método de producción agrícola altamente beneficioso para el ambiente y que nos brinda productos de excelente calidad y de gran valor nutricional. A continuación, repasaremos algunos de los beneficios más destacados, que nos ayudaran a entender mejor este método productivo, al cual debemos apoyar en beneficio del ambiente.
Uso eficiente del espacio
Al ser un sistema en el cual las plantas siempre tienen sus requerimientos nutricionales a la mano y de manera constante, se reduce de forma importante la necesidad de espacio en relación a un cultivo tradicional, de esta forma la planta ya no compite por su sustento. El cultivo hidropónico supera la productividad respecto de un cultivo convencional hasta en un 90% dependiendo del rubro que se desee producir y además permite una mayor densidad por hectárea respecto de un sistema convencional.
Reducción significativa del consumo de agua

Existen dos aspectos muy importantes en el consumo y utilización del vital líquido en un sistema hidropónico, el primero, es que el suministro de este recurso se realiza directamente a través de un flujo constante y cerrado, lo que reduce la evaporación, mediante el suministro directo y expedito a cada planta, y esta toma lo que realmente necesita; y segundo, el agua es reutilizada nuevamente, solo existe una pérdida por efecto propio de la nutrición de la planta y por su misma transpiración. Al final de cada día, se repone solamente el agua consumida, se reajusta la solución al nuevo volumen y se ajusta el Ph para mantenerlo constante, de esa forma el sistema está listo para un nuevo día.

Mejor control de plagas y enfermedades

Una de la mejores y más eficientes formas de controlar las plagas y enfermedades en las plantas, es una adecuada alimentación y un ambiente protegido y controlado, y eso, precisamente es una de las cosas que hace de la agricultura hidropónica un gran aliado en la reducción de pesticidas para el control de plagas de alto impacto ambiental, utilizando solamente productos orgánicos, lo que contribuye además con la salud del consumidor.

Menos emisión de gases de efecto invernadero

Al tener concentrada la población de plantas en un área menor, las labores de culturales del sistema se reducen y por ende la utilización de maquinaria que consume grandes cantidades de combustibles fósiles, y si además, el cultivo surte su producción en un entorno cercano, reduce también el consumo de combustible para su traslado, lo cual redundará en beneficio del ambiente y del consumidor, al recibir productos más frescos.

En consecuencia, si queremos mejorar nuestras condiciones ambientales, debemos como consumidores pensar conscientemente en el método de producción de los productos agrícolas que llevamos a nuestra mesa, siendo la agricultura hidropónica una de nuestras mejores opciones.